Microsoft podría vender la división XBox para superar su crisis económicaLa situación económica de Microsoft sigue estando comprometida. De nuevo vuelve a sonar la venta de la división de sus videoconsolas Xbox como una posible solución que evitase la quiebra de un gigante que no atraviesa por su mejor momento a pesar de estar dispuesto a sacar una nueva consola.

La crisis que azota a los de Redmond podría depararnos un cambio de manos en la división Xbox. Como leemos en Gamerzona.com, Adam Hartung, analista colaborador de la revista Forbes, subraya que en los próximos tres años se resolverá el devenir del sector del entretenimiento dentro del gigante norteamericano, cuyos resultados económicos no han sido los esperados.

Se trata de una teoría que ya empezó a sonar con fuerza a finales del pasado año. Desde Yahoo Finance se dio a entender que los beneficios a raíz de las ventas de Xbox podrían no ser suficientes para ser considerada la posición de Microsoft en este mercado como “sostenible”, por lo que la venta a otra compañía empezó a planear como solución. De hecho, no tardaron en surgir los primeros rumores sobre candidatos y hay incluso quien apuntó a un supuesto interés por parte de Sony (aunque también ha sonado Barnes & Noble). No obstante, la situación económica de la firma responsable de PlayStation no es tampoco para tirar cohetes y es muy dudoso que participase en una inversión millonaria como la que supondría la compra de Xbox.

Ver la noticia original en adslzone.net

Resulta increíble como una empresa como Microsoft, que ha tenido el mundo de los ordenadores en sus manos durante décadas, haya perdido el tren de la tecnología de una forma tan clamorosa.

Inicialmente no calibraron bien el poder de Internet, y dejaron que los navegadores de otros competidores dejaran atrás al Internet Explorer, a pesar de que venía instalado en todos los sistemas operativos de Windows.

Después perdieron el tren de la seguridad, no dándole la importancia que tenía y teniendo que dar un giro de timón muy importante cuando vieron que miles de hackers estaban trabajando para explotar las vulnerabilidades de su sistema operativo y de su navegador de internet.

Finalmente no calibraron bien el poder de los dispositivos portátiles, como tablets y smartphones, dejando que la competencia (Android, iOs) se comiera el jugoso pastel de la informática móvil.

Quizás ha faltado un visionario en esa empresa, o quizás se volvieron demasiado inmovilistas viendo que no había demasiada competencia. En cualquier caso, han perdido el mando a manos de Google y Apple. Ya veremos dónde acaba Microsoft en los próximos años.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«