Microsoft presenta la Xbox One, un dispositivo multimedia para jugar y navegar por Internet

Microsoft apuesta fuerte con su consola de nueva generación que competirá con PlayStation 4. El reconocimiento de voz y de gestos son dos de las principales características de Xbox One.

Cuenta con una CPU de 8 núcleos, 8 GB de RAM, USB 3.0, HDMI y reproductor Blu-ray. Además, la compañía ha rediseñado ligeramente el mando de la consola.

La nueva consola de Microsoft también cuenta con Kinect mejorado. La compañía ha mejorado la sensibilidad del sistema y está conectado en el SO y en los juegos.

Convertirá a los usuarios en el centro de una nueva generación de entretenimiento en el salón. Según Microsoft, Xbox One cuenta con “tres sistemas operativos en uno” que funcionan gracias a 300.000 servidores a nivel mundial.

El sistema de entretenimiento todo en uno Xbox One, funciona con la voz aunque se encuentre en modo reposo. Al decir “Xbox on”, la nueva consola de Microsoft comienza a funcionar.

Los usuarios también podrán cambiar de una aplicación a otra con la voz e incluso se podrá minimizar una película o un vídeo con un gesto con la mano para trasladarla a una ventana más pequeña.

La nueva Xbox One es completamente multitarea, permitiendo ejecutar vídeos, películas, juegos y música a la vez.

Xbox One contará con los juegos de la desarrolladora Electronic Arts pero con una considerable mejora en cuanto a calidad gráfica, ya que funcionan cuatro veces más rápidos en la nueva consola que en Xbox 360, junto con mejores animaciones. Las sagas FIFA o NBA son algunos de los títulos con los que contará Xbox One.

Microsoft Studios planea lanzar más de 15 juegos exclusivos en el primer año de Xbox One, la mitad de ellos serán franquicias nuevas.

Una de las sagas más famosas, Call of Duty, también estará en la nueva consola de Microsoft. Call of Duty: Ghosts llegará de forma exclusiva a Xbox One temporalmente.

La nueva Xbox One llegará al mercado a finales de este año aunque por el momento no se ha confirmado fecha exacta ni su precio.

Ver la noticia original en lainformacion.com

Microsoft ha puesto toda la carne en el asador con la nueva Xbox One, porque tras ver cómo se reducen sus beneficios en la venta de software, ha comprobado que sus beneficios por la venta de hardware están aumentando, y el negocio del juego es muy rentable, como muy bien saben Nintendo y Sony.

Sony está preparando la Play Station 4 y Microsoft ha tenido que contraatacar con un producto de una calidad y potencia similar o incluso superior.

Esperemos que la Xbox One no tenga un par de problemas que tenía la Xbox 360, a saber, el calentamiento excesivo de la consola, impresentable error de un gigante como Microsoft, y el cobrar una cuota mensual para poder jugar online. Muchos niños que tienen una Xbox 360 no pueden afrontar el pago de la cuota. Aunque hay un servicio online gratuito, no permite jugar.

Microsoft está intentando cambiar la forma de jugar en Internet, pero esperamos que mejore este asunto con la aparición de su nueva consola Xbox One. Si no lo consigue, quizás tenga que vender su división Xbox para afrontar sus problemas económicos.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«