No exactamente Mr Bean, ni tampoco su homólogo Rotwan Atkinson, pero sí el mini coche de Mr Bean está siendo expuesto en los rallys más clásicos, los de Bélgica y Alemania. El coche data de 1974, aunque su fama le llegó ya veterano en la década de los noventa, cuando apareció en la serie británica de éxito internacional Mr Bean. Aunque apenas se rodaron 14 episodios de la exitosa serie, unos pocos minutos en compañía de su peculiar conductor, le bastaron para quedar en la memoria de todos. La cucaracha de Mr Bean que tantas burlas desataba, es una pieza de admiración.

El Mini que participa en el rally se construyó en 1974, pero no fue hasta la década de los noventa cuando saltó a la fama como uno de los personajes principales en la serie Mr. Bean. Entre 1989 y 1995, se rodaron un total de 14 episodios de la serie en los cuales, el personaje interpretado por Atkinson tuvo varias aventuras cómicas y varios percances al volante de su característico Mini amarillo de capó negro.

El coche, que es uno de los pocos Mini equipados para sobrevivir a todas las travesuras que sufría en la serie, está propulsado por un motor de cuatro cilindros de 1.000 cc y desarrolla una potencia de solo 27 kW o 34 caballos. Durante su carrera televisiva, también contó con un volante desmontable y un cerrojo con candado, fundamentales para garantizar que Mr. Bean nunca se separara de su mejor amigo de cuatro ruedas.

Fuente: Marcamotor

Si pocas veces hemos visto sonreír sinceramente y no por recochineo a Mr Bean ha sido precisamente cuando viajaba al volante de su mini coche. Despertaba burlas por el tamaño, el aspecto desaliñado frente a la elegancia y porte del resto de vehículos en pleno escenario británico y, sin embargo, se trata de un modelo digno de coleccionista.

Y un vehículo de colección merece estar entre los mejores, como hará este mini codeándose con la crème de la crème en el “circuito Crème 21”, el mayor rally anual de coches clásicos de Europa. Este circuito se llama así, por una gama de cosméticos popular de la época en que se construyó el coche, en los 70.

Junto al coche de Mr Bean, participan otras 180 joyas de cuatro ruedas fabricadas entre los setenta y los noventa. Y el tamaño no importa, ya que el Mini clásico posará con otros vehículos mucho más potentes como los BMW Serie 6, y hasta un roadaster BMW Z1. Una delicia para fanáticos del volante.

Y es que el Mini clásico de MrBean será pequeño, pero matón. Se eligió porque era uno de los pocos minis que podían haber soportado los trajines de Mr Bean y los líos en los que se metía. Ya que a lo largo de los 14 episodios pudimos comprobar que Mr Bean no era precisamente un buen conductor. Y si destacaba por ser engreído, maleducado e irrespetuoso, esta actitud no desaparecía en su faceta de conductor.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«