El príncipe Johan Friso, hermano del rey de los Países Bajos, murió está mañana luego de permanecer en coma durante un año y medio tras quedar atrapado durante 25 minutos debajo de la nieve cuando  esquiaba “fuera de pista cerca de Lech, en los Alpes austriacos”. Aunque experimentado esquiador, el riesgo de la avalancha que finalmente lo sepultó era de 4 sobre 5. La familía vivía en Londres, y Friso era casado pero Holanda no había avalado el matrimonio por lo que solo era considerado “Príncipe”.

“Su Majestad el rey tiene la tristeza de anunciar que Su Alteza Real el príncipe Juan Friso Bernardo Cristián David, príncipe de Orange-Nassau, Jonckheer van Amsberg, falleció esta mañana a los 44 años en el Palacio Huis ten Bosh de La Haya”, según un comunicado.

“El príncipe Friso falleció por las complicaciones y los daños ocasionados en el cerebro por la falta de oxígeno en su accidente de esquí el 17 de febrero de 2012 en Lech, Austria”, indicó el comunicado.

Juan Friso, experimentado esquiador, quedó atrapado en una avalancha el 17 de febrero cuando esquiaba en Lech, en el oeste de Austria, junto a un amigo en una pista no delimitada. El riesgo de avalancha era de cuatro en una escala de cinco.

El príncipe quedó sepultado durante unos veinte minutos hasta que fue rescatado. Permaneció en coma hasta que finalmente mostró “signos de un muy débil estado de conciencia” en noviembre. “No evolucionó desde entonces”, subrayó el servicio de prensa de la familia real.

Friso fue trasladado el 9 de julio del hospital de Wellington de Londres al palacio real holandés, residencia de su madre Beatriz, en donde debía pasar el verano (boreal) y en donde un equipo médico se ocupaba de él.

Beatriz abdicó el 30 de abril en favor de su hijo mayor Guillermo-Alejandro y dejará el palacio real más adelante este año para retirarse a otro castillo que hizo renovar recientemente. Tiene un tercer hijo, Constantino.

Friso estaba casado con la plebeya Mabel Wisse Smit desde 2004, con quien tuvo dos hijas, Luana y Zaria. La familia vivía en Londres. Como el gobierno holandés no autorizó su boda, Friso no formaba más parte de la Casa Real holandesa pero conservaba el título de “Príncipe de Orange-Nassau”.

La ley holandesa prevé que el gobierno pida al Parlamento la aprobación de la boda de un príncipe. El primer ministro de entonces, Jan Peter Balkenende, había rehusado hacerlo luego de que quedara probado que la futura cónyuge del príncipe había ocultado una relación en el pasado con un barón de la droga en Holanda.

“Siempre siguió su propio camino”, dijo a la AFP Reinildis van Ditzhuyzen, una especialista de la familia real holandesa. “Jamás se interesó por la realeza”, añadió.

A menudo presentado como “el hijo preferido” de la reina Beatriz, Juan Friso era aficionado a los coches deportivos, al golf, a los viajes y al submarinismo. Era “el tipo de hombre listo a tomar riesgos fuera de las convenciones”, según el periódico católico holandés Trouw.

Fuente: ABC.es

La vida del príncipe de Holanda

Johan Friso, segundo hijo de la reina Beatriz de los Países bajos y Nicolás de Amsberg, hermano del actual rey Guillermo Alejandro y cuñado de la reina consorte Máxima, fue partícipe de un escándalo real al ser obligado a abdicar del trono tras su casamiento con Mabel Martina de Orange-Nassau en el año 2004.

El motivo que llevó al parlamento a estar en desacuerdo con la unión matrimonial fue el pasado polémico de Mabel Wiss, ya que había tenido una relación prematrimonial con  Klaas Bruinsma, un narcotraficante holandés  asesinado por otro miembro de la mafia en 1991.

Este casamiento inaceptado hizo que Johan Friso tuviera que renunciar a sus derechos en la línea de sucesión del trono neerlandés. Igualmente ya no hacía parte de la Casa Real, y ya no ostentaba el título de Príncipe de los Países bajos, en su lugar, y hasta el día de su muerte, conservó el de Conde de Orange- Nassau y señor de Amsberg.

Johan y Mabel tuvieron dos hijas nombradas como condesas de Orange-Nassau y señoras de Amsberg quienes tomarán posesión de sus títulos cuando cumplan la mayoría de edad.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«