Neymar, el futbolista brasileño de moda, ficha por el Barcelona por cinco años

El futbolista brasileño Neymar da Silva es el segundo fichaje más caro de la historia de la entidad azulgrana, solo superado por el sueco Zlatan Ibrahimovic.

Neymar da Silva ha supuesto al club español un desembolso de 57 millones de euros, según ha informado el vicepresidente deportivo del club, Josep Maria Bartomeu, quien ha detallado que esa cantidad se la reparten el Santos —su club de origen— y las empresas DIS, Teisa y N&N, y que en la operación no ha habido intermediarios.

Además el fichaje se sitúa, según la página especializada transfermarkt.de, entre las diez transferencias más elevadas de la historia del fútbol.

Cristiano Ronaldo, fichado por el Real Madrid procedente del Manchester United, es el traspaso más caro (94 millones de euros); por delante de los 73,5 pagados también por el Real Madrid a la Juventus de Turín por Zinedine Zidane.

Por detrás se sitúa Ibrahimovic (69,5 pagados por el Barcelona al Inter), Kaká (65 por el Real Madrid al Milan)Falcao (60 por el Mónaco al Atlético de Madrid), Figo (60 del Real Madrid al Barcelona), Fernando Torres (58,5 del Chelsea al Liverpool), Neymar (57 millones del Santos al Barça), Hulk (55 millones del Zenith al Oporto) y Hernán Crespo (55 millones del Lazio al Parma).

Ver la noticia original en 20minutos.es

Neymar es un futbolista deseado por muchos clubes de fútbol desde hace un par de años, pero sus mentores decidieron dejar que “madurase” en su país natal para ahora hacer caja a base de bien en Europa, concretamente en el Barcelona, club que firmó un precontrato con el jugador hace un par de años, gracias al cual dejó al Real Madrid fuera de la operación, a pesar de que su oferta económica era superior a la del Barcelona.

Neymar fue presentado ayer a la afición del Barcelona en el Camp Nou, con una asistencia de más de 60.000 aficionados que acudieron al estadio a ver a su nuevo ídolo futbolístico.

Curiosamente, Neymar en su rueda de prensa posterior, en lugar de ponerse en un pedestal, comentó que ha venido al equipo para ayudar a Leo Messi a seguir siendo el mejor jugador del mundo.

Ya veremos si las dos estrellas del fútbol mundial pueden coexistir pacíficamente en un vestuario plagado de buenos jugadores y ya veremos si su rendimiento es adecuado. Johan Cruyff manifestó hace unos días que un barco con dos patrones no puede llegar a buen puerto. Esperemos por el bien del Barcelona que el bueno de Johan se equivoque en este tema.

Aunque los 57 millones de euros que ha pagado el Fútbol Club Barcelona para hacerse con los servicios de Neymar son una cantidad formidable de dinero, no es la mayor ni de lejos.

El récord lo tiene Cristiano Ronaldo, cuyo fichaje le costó al Real Madrid la friolera de 94 millones de euros. En este caso, aunque la cifra es mareante, pensamos que el rendimiento de Cristiano ha sido magnífico, por lo que se puede considerar que el precio pagado por su fichaje ha merecido la pena.

No se puede decir lo mismo del fichaje de Kaká por el Real Madrid por 65 millones de euros o el de Zlatan Ibrahimovic por el Barcelona por 69,5 millones de euros. En ambos casos la operación económica no fue respaldada por un buen rendimiento deportivo.

Decían Asterix y Obelix, “estos romanos están locos”. Pues eso mismo se podría decir del mundo del fútbol. El dinero que pagan los clubes por los traspasos de los futbolistas son un insulto a una población que está pasando necesidades en muchos países del mundo. No se trata sólo del dinero que pagan los clubes para hacerse con los servicios de los futbolistas, también es de locos el sueldo que tienen algunos de ellos.

Estas son las cosas del libre mercado en el que estamos inmersos, pero no nos resignamos a que los precios que rodean al mundo del fútbol se adecúen a la situación económica por la que atravesamos.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«