Anuncian que el simulador de niños digitales puede suponer una revolución en la donación de esperma. Y es que a nadie le gusta tener un bebé enfermo, y toda madre querría poder vivir con la tranquilidad y la esperanza de que su hijo, a lo largo de su vida, no sufrirá de enfermedades graves. Y es que, ¿quién quiere sufrimientos para su propia sangre? Si ya hace años se hablaba de la selección para elegir hasta el color de ojos de tus futuros hijos, ahora la ciencia se alía para seleccionar niños a la carta, pero en cuestiones de salud. ¿Habrá polémica? Posiblemente.

Un simulador digital de bebés virtuales, capaz de detectar a través de las potenciales cruzas genéticas de los padres las futuras enfermedades de los bebés. ¿Ciencia ficción? No. Es Genepeeks, un servicio que entrelaza digitalmente el ADN de los padres, creando miles de “bebés virtuales”, el cual será lanzado en Nueva York en diciembre.

Su puesta en marcha se centrará inicialmente en los bancos de esperma, simulando antes del embarazo cómo la secuencia genética de una clienta combina con la de distintos donantes.

Fuente: BBC

Si el hombre lleva desde hace siglos persiguiendo la vida eterna, y la medicina luchando por encontrar remedios a todos los males, posiblemente esto sea lo más parecido al arca perdida de la ciencia que, por fin, ha sido encontrada, o al menos estamos cerca de alcanzarla. Los niños digitales, nos recuerdan a los bebés a la carta, sin embargo sus fines son toda una labor maravillosa.

No faltará quien aproveche los medios para seleccionar al bebé perfecto en cuanto al físico, inteligencia y capacidades. Sin embargo, no hay objeto ni invento malo, sino que la maldad o bondad del mismo depende de la mente que maneje los hilos. En buenas manos, unas tijeras sirven para crear hermosos vestidos, en malas manos por el contrario, pueden hacer mucho daño.

Sin embargo, y aunque el invento parece maravilloso, los propios investigadores avisan de que el milagro no será tan grande como esperamos. Y es que si bien, este sistema ayudará, sin duda, a tener bebés más sanos, sin embargo, no es un método infalible. Aún quedan riesgos de que el bebé nazca con dolencias. Simplemente, se minimizan los riesgos.

En este caso, será en los bancos de esperma, donde serán eliminados los donantes, cuyo análisis, ofrezca dudas, o pocas garantías de tener un niño sano. Y como siempre, los mejores genes serán ganadores y escogidos para procrear. Aunque parezca tontería no lo es, muchas mujeres que acuden a un barco de esperma, se encuentran con la sorpresa de que su hijo termina sufriendo trastornos hereditarios, con el problema de que desconoce quién es el padre.

Cada vez más mujeres optan por ser madres solteras e independientes y eligen la inseminación de un donante para tener a su hijo. Con este sistema, la mujer puede estar tranquila, de que el padre de su bebé será una persona de fiar en cuanto a salud. Reduciendo en gran medida, los peligros de que el feto se forme con una carga genética problemática.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«