Nissan actualiza su coche eléctrico estrella, el Nissan Leaf

Nissan presenta la segunda generación del Leaf, su modelo compacto 100% eléctrico. Fabricado ahora en Gran Bretaña para Europa y al gusto de los conductores europeos, es más ligero, tiene más autonomía y, sobre todo, es más barato. Un nuevo y decisivo paso para la introducción del coche de cero emis | La segunda generación del Leaf ha conseguido dos grandes ventajas: aumenta la autonomía hasta los 200 km y el coche es más barato

Cerca de 60.000 conductores en todo el mundo ya conocen las ventajas del Nissan Leaf, el coche eléctrico familiar de mayor producción actualmente. Al fabricante japonés hay que reconocerle la fe depositada en su modelo, puesto que en el espacio de dos años el Leaf ha revolucionado la idea de movilidad y ha demostrado que los vehículos de cero emisiones ya no son un sueño sino toda una realidad.

Es obvio que la autonomía sigue siendo la gran limitación de los automóviles 100% eléctricos, como es el caso del Leaf, pero Nissan demuestra con esta segunda generación que todavía hay mucho campo por recorrer y que las grandes mejoras siguen llegando continuamente.

En cualquier caso, Nissan da otro firme paso hacia la movilidad libre de emisiones con su nuevo Leaf, esta vez ya fabricado en Europa y para toda Europa. Así, la fabricación del Leaf se lleva a cabo en la planta de Sunderland (Gran Bretaña), al gusto europeo, y con notables mejoras respecto al modelo original que sólo se fabricaba en Japón. El aumento de la autonomía real hasta casi 200 km es sin duda una de las novedades importantes, pero no la única. La otra buena noticia, tal vez la más relevante, es que el modelo eléctrico de Nissan es ahora más barato.

A partir de junio, cuando se ponga a la venta en nuestro mercado, el Leaf tendrá un precio de 24.000 euros. Aunque aquí conviene hacer algunas aclaraciones. En primer lugar decir que Nissan ha optado por cambiar la forma de comercialización, imitando lo que hace Renault con sus vehículos eléctricos.

Así, Nissan ofrece ahora una fórmula de leasing para las baterías. Es decir, el comprador paga por el coche pero las baterías son propiedad de Nissan. Con esta modalidad el Leaf es bastante más barato, pero se incluye una cuota de alquiler de 79 euros mensuales para un uso de 12.500 kilómetros anuales, durante cinco años. Por tanto, el precio del Leaf Visia, el más barato, es de 24.000 euros sin baterías. El precio del coche con las baterías en propiedad sube hasta 29.900 euros en este mismo acabado.

Sin embargo, y aunque todavía no se ha comunicado oficialmente, habrá una ayuda por parte del Gobierno, un plan de incentivos para los coches eléctricos que puede estar alrededor de los 5.500 euros por vehículo. Exactamente igual que en la mayoría de países de Europa. En suma, una ayuda que habrá que descontar del precio final, algo que siempre viene bien y más en este tipo de automóviles.

Ver la noticia original en lavanguardia.com

Los coches eléctricos son una auténtica revolución en el mundo de la automoción, ya que son respetuosos con el  medio ambiente, se conducen cómodamente, aceleran mejor que los coches con motor de explosión y son muy silenciosos.

Desgraciadamente la crisis que estamos padeciendo ha retrasado el cambio de tecnología de los motores térmicos a los motores eléctricos, por lo menos en un plazo de diez años, si no más.

A pesar de todo, empresas como Nissan, y su socio Renault, han apostado fuerte por los coches totalmente eléctricos, a diferencia de otras compañías como Toyota, que desde hace muchos años tiene coches híbridos como el Toyota Prius, con motor térmico y eléctrico simultáneamente.

En el caso del nuevo Nissan Leaf, el fabricante japonés no ha incorporado demasiados cambios al coche, pero para qué revolucionar algo que está funcionando, pues este compacto coche eléctrico se está vendiendo más que ninguno de sus competidores directos.

El cambio más importante que se ha producido, aparte de un poco más de autonomía, que se acerca a los 200 kilómetros, es el abaratamiento del coche debido a que las baterías no se pagan en el momento de la compra del vehículo, sino que se pagan “a plazos”, algo que también hace Renault con sus vehículos eléctricos.

Para aquéllos que tienen problemas con los coches eléctricos porque no pueden recargar sus baterías, conviene recordar que Nissan ofrece a sus clientes el Wall Box, que es un punto de recarga del coche que instala la compañía eléctrica que da suministro a la casa o a la oficina del cliente. Su coste es cercano a los 1000 euros.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«