Pezones tatuados para mujeres con cáncer

Hasta el acto, en principio más aparentemente vandálico, inútil, y puede que para algunos frívolo, puede volcarse en una actividad solidaria y orientada a hacer feliz a la gente. Pero más allá de eso, es lo que hace un tatuador de Baltimore, que ha decidido dedicar su talento para devolver no sólo la sonrisa, sino la autoestima, a las mujeres que han sufrido cáncer. Y es que hace posible, que un pecho mactetomizado, recupere su color, su forma y su belleza. Lo hace trabajando pezones tatuados en el cuerpo mutilado de estas mujeres luchadoras.

Pero al otro lado de la habitación se encontraba uno que distinguía de los demás. Tenía una apariencia más formal, con una puerta de madera, mucho más parecido a un consultorio médico. Realmente muy apropiado, porque si bien Vinnie no es médico, se ha convertido en una especie de estrella en el mundo de la medicina.

Ya no pasa sus días tatuando anclas en bíceps de hombres. De hecho, la mayoría de su clientela son mujeres que tienen una cosa en común: todas se están recuperando del cáncer de mama. Hace algunos años, un médico de Baltimore le pidió a Vinnie que ayudara a una paciente que había tenido una reconstrucción de senos que la dejó sin pezones.

Su habilidad para crear un tatuaje en 3D del pezón fue tan realista que empezó a tener más demanda de pacientes que los doctores que normalmente realizan tatuajes en la etapa final de la reconstrucción.

Ahora Vinnie asegura que este trabajo domina su vida. Ve a 1.400 pacientes al año y viaja por todo el país y más allá.

Fuente: BBC

No es fácil enfrentarse a la muerte, y estas mujeres lo saben bien. Son las pacientes de Vinnie, mujeres de todo el mundo, que encuentra en sus manos, el milagro para recuperar la imagen de lo que eran antes. Los pezones tatuados en 3D consiguen un efecto reparador en la imagen que ofrece el cuerpo desnudo de la mujer que, tras pasar por la larga y temida enfermedad del cáncer de mama, tienen que sobrevivir cada día con miedo, y en algunos casos, muchos, asco a mirarse en el espejo. Vinnie no es médico, pero sin duda, para muchas mujeres será visto como un dios.

No se trata de una frivolidad. Sino de una necesidad psicológica, y un paso primordial para sentirse bien consigo misma. Los médicos coinciden en que el ánimo es fundamental para hacer frente al cáncer y otras enfermedades desmoralizantes, crueles. Cualquiera de nosotros podemos dar fe, de que cuando nos sentimos bien, y a gusto con nosotros mismos, una fuerza sobrehumana nos aparece para desafiar las circunstancias que se nos pongan por delante. Esto es lo que se consigue mediante la reconstrucción mamaria primero, realizada por profesionales, y los pezones tatuados que este “Miguel Ángel de los tatuajes de pezón”, como se le conoce, realiza viajando por medio mundo.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«