Delincuente de 107 años muere abatido por la policía

Uno se imagina que por ley de vida, a cierta edad ya estás con un pie en el otro barrio. Sin embargo, los hay afortunados que logran superar la barrera natural de la esperanza de vida y cumplir sus años más allá del siglo de existencia. Ese es el caso de un señor de Arkansas que había celebrado nada menos que 107 años. Sin embargo y, paradojas de la vida, este anciano acaba de morir abatido por la policía. Si bien poco pudiéramos imaginar que a esa edad aún le sobren fuerzas para demasiadas cosas, fue el hombre quién comenzó a disparar a los agentes.

Según el Departamento de Policía de Pine Bluff, al sur de Little Rock, capital de Arkansas, los hechos se produjeron después de un equipo de agentes recibiese a una llamada de asalto agravado en una vivienda de la localidad.

Al aproximarse a la habitación donde se suponía que se escondía el agresor, agregó Price, los agentes fueron recibidos con disparos por parte del individuo, que más tarde fue identificado como Monroe Isadore.

Tras resguardarse, solicitaron ayuda y refuerzos, entre ellos un equipo de agentes especiales del SWAT, quienes comenzaron las negociaciones con Isadore.

Fuente: Diario de Navarra

Los seres humanos cada vez vivimos más años y lo hacemos con mayor vitalidad. Hasta hace poco tiempo, una persona que se acercara a los 80 años, y ni que decir tiene de quienes superaran esa edad, era protegido, mimado y admirado casi como una reliquia. Ahora, no sólo se superan los 80 y 90 años fácilmente, sino que se llega al centenario y, además, con una energía que ya quisiéramos gozar muchos jóvenes.

No sabemos cuál será la fuente de la eterna juventud, mucho han investigado y debatido los científicos acerca de este tema. Y no sabemos si las normas habituales de un estilo de vida saludable han sido respetadas por el protagonista de esta noticia. Aunque, a juzgar por el suceso, pocas posibilidades hay de que este señor haya llevado una vida ejemplar. O eso, o que los años sí que hicieran mella en él, aunque fuese sólo en su cerebro.

Lo cierto es que, si bien se desconocen los motivos, Monroe Isadore, que así se llamaba el señor, recibió a la policía con disparos de escopeta cuando ésta acudió ante una llamada que alertaba de un asalto en la vivienda. Ni la edad, ni la voz de la autoridad consiguieron amedrentar a este anciano. El joven y robusto cuerpo de agentes, se vio en apuros para reducir al presunto delincuente, y es que ni las negociaciones, ni la introducción de gas en la vivienda consiguieron reducirlo. Al final, Monroe salió disparando sin piedad a los policías que no vieron otra salida que defenderse también a tiros.

El resultado es que el anciano delincuente, falleció a sus 107 años de edad, no por causa de enfermedad alguna, sino por formar parte de un asalto con violencia y enfrentarse sin piedad a la policía. Ningún agente resultó herido en el enfrentamiento. La investigación está abierta todavía.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«