Recupera una moto robada hace 46 años

Más vale tarde que nunca es lo que deben pensar los agentes de la policía de Estados Unidos. Y es que aunque han tardado casi medio siglo en resolver un delito, por fin, hace pocos días, ha hecho entrega de una moto robada a su legítimo propietario. Eso sí, el dueño de la moto, cuya alegría y gratitud no dudamos, tiene ahora 72 años. El robo fue denunciando en 1967, y tal vez ya sea demasiado tarde para volver a subirse a ella. O tal vez no, quién sabe. Pero por lo menos, el hombre es ahora un poco más rico, ya que la moto en cuestión está valorada en la actualidad en 9.000 dólares.

Autoridades de Nebraska dijeron que un hombre recuperó su moto luego de que fuese denunciada y robada en el año 1967, casi medio siglo después de ser robada desde su patio trasero.

El vehículo, un Triumph Tiger 100, fue localizado cuando estaba listo para ser trasladado de Los Ángeles a Japón para ser revendida. La motocicleta, comprada hace 46 años por 300 dólares, ahora está valorada en 9.000 dólares.

Fuente: Elsolonline

Este es el ejemplo más claro de varias cosas. Por un lado, que nunca hay que perder la esperanza. Y el caso debe servir para aquéllas personas que, aún pasándolo mal, siguen confiando en los poderes públicos. Aunque no sé si la comparativa es lógica, podríamos dar ánimos con ello a muchos desempleados que, cada trimestre, acuden a sellar su tarjeta a la oficina de desempleo. Y es que algunos llevan acudiendo treinta años sin que nunca nadie les haya dado un empleo. Y es que soy de las que piensan que si con setenta años vas en moto, puedes trabajar.

Otra premisa que revela esta noticia, es que ciertamente, la justicia y los asuntos que llevan los funcionarios públicos, son lentos.Eso sí, aunque lentos, eficientes. Que no sabemos si el apaño de este señor con su moto va a ser ahora el mismo que tuviera con ella cuando al pobre hombre se la robaron.

Otro dato curioso es que, pese a quejarnos de los tiempos que corren, ya vemos que hace medio siglo, también había cacos que robaban las bicis y las motos del interior de los patios. Y policías que se tomaban el asunto con todo el relax del mundo, sin la menor prisa. Que las prisas y el estrés no son buenos. Y para recordarnos esto miremos al teniente Wiggum, de Los Simpsons, que siempre resuelve los crímenes, aunque para entonces, ya todos sepamos y hasta hayamos castigado al opresor.

Y tampoco hemos de olvidarnos de la protagonista de esta historia, más que su propietario, la que ocupa el papel principal es la propia moto. Esta Triumph Tiger 100, estaba a punto de viajar desde Los Ángeles a Japón para ser revendida. Lástima que la moto no pueda hablar, para contarnos las vicisitudes que ha debido pasar en estos 46 años alejada de su dueño y de su hogar. Pero ahora ya está en casa. Aunque su destino, es incierto.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«