Se corta el pene porque no encuentra novia

Yang Hu, tiene sólo 26 años de edad, y ya conoce lo que es sufrir por desamor, así como los problemas que ocasiona el sexo, al menos cuando este no es compartido. Y es que este ciudadano chino, cansando de la vida monótona y de sufrimiento que llevaba con un trabajo absorbente y una pobre vida amorosa, decidió cortar por lo sano, y nunca mejor dicho, porque la solución que encontró a su mal de amores fue cortarse el pene. La carnicería fue tal, que Yang Hu tuvo que ir a urgencias asustado por la sangre. Sin embargo, demasiado tarde para salvar su pene.

Para Yang Hu, su miembro ya no tenía utilidad alguna. Pensó que sus posibilidades de encontrar a alguien con quien compartir su vida eran nulas debido a su trabajo porque pasa muchas horas en una fábrica de ropa en Jiaxing, en la provincia de Zhejiang. Así que decidió cortar por lo sano porque pensó que jamás volvería a utilizarlo.

Nada más amputárselo, el joven se dió cuenta del error y, asustado por la sangre, se fue al hospital. Cuando llegó, los médicos le dijeron que necesitaban el miembro para poder salvárselo así que Yang Hu regresó a casa a por él.

Fuente: ABC

Dícen que lo que no se usa, del desuso se gasta, se estropea y se anquilosa. Esto debió pensar y temer este joven chino cuando abrumado por su desazón amorosa, decidió amputarse la parte del cuerpo más apreciada por los hombres, es decir, su pene. Evidentemente, la idea no le pareció buena ni a él, que en cuanto vió la sangre que aquéllo soltó, no dudó en acudir corriendo a los servicios médicos.

Sin embargo, esa máxima de que nunca es tarde si la dicha es buena, no se pudo cumplir con él. Ya que la pérdida de sangra fue tal que los doctores no lograron salvarle el pene. Cuántos niños habrán pensado alguna vez en cortar el pene como método rápido y eficaz para evitar males que, en su más tierna infancia les suponía algún pequeño problema, como por ejemplo, cuando sus madres le echaban la bronca por orinarse en la cama. Y es que nunca aprenderemos del cuidado que hay que tener con, según qué opiniones, ideas y según qué personas que pueden ser vulnerables y tomar nota.

Con Yang Hu no hizo falta Lorena Bobbit, sino que él solito decidió coger el toro por los cuernos y poner fin a su calvario de tan curiosa y trágica manera. Cuesta imaginar qué contará en adelante acerca de que se corta el pene porque no encuentra novia, y si su caso hará cundir el ejemplo, que confiamos que no. Aunque ciertamente, y pese a lo ignorante que soy en cultura y tradiciones asiáticas, parece que Hu debió recibir una educación sexual bastante restrictiva. Cuántos solteros hay que viven mejor o peor su soltería pero ninguno se corta el pene.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«