Según el fabricante de antivirus McAfee, los móviles son irresistibles para los ciberdelincuentes

El teléfono móvil es “irresistible” para los ciberdelicuentes ya que en él “llevamos más información que en cualquier ordenador”. A pesar de eso, muy pocos móviles están protegidos con software de seguridad, según Luis Blando, vicepresidente de productos para móviles de McAfee.

Luis Blando ha sido presidente de Intel Sofware Argentina. Cuando la multinacional compró McAfee pasó a ocuparse del área de seguridad para móviles, ya que considera que es fundamental para el futuro y que la alianza de Intel y McAfee “va a cambiar la cadena de seguridad”. El vicepresidente de Intel se encuentra en Barcelona en el Mobile World Congress (MWC), donde presenta los productos de seguridad tanto para el área de consumo como para empresas.

Desde hace dos años Intel, que estaba centrado en el mercado de ordenadores, ha comenzado a desarrollar procesadores para móviles. Ahora trabaja en introducir en estos procesadores la seguridad. Luis Blando asegura que los procesadores con seguridad de McAfee para ordenadores están ya muy desarrollados y ahora están entrando también en los destinados a móviles que cuentan con la ventaja de la experiencia adquirida en los chips para PC.

El problema más importante en el mundo de la seguridad de los teléfonos móviles es que los usuarios no son conscientes de los riesgos y esto se debe a que no ha habido un gran incidente con graves repercusiones, señala Blando. Pero, “existen ya redes de bot de móviles infectados que se alquilan” a los ciberdelincuentes para obtener información de los usuarios.

La forma más común por la que entra el malware o programas maliciosos en el ordenador, es a través de aplicaciones, fundamentalmente de Google Play de la que procede el 75% de las aplicaciones infectadas, según Luis Blando, que ha incidido en que las posibilidades de bajarse una aplicación con malware es una de cada seis. Estos programas maliciosos se fijan en el móvil, roban los datos privados y hacen que el usuario acceda a algún sitio no seguro. e incluso que se apunte a un programa premium SMS sin ser consciente de ello.

El directivo de McAfee ha explicado que el malware para móviles es mucho más sofisticado que el de PC, ya que entra en el dispositivo y roba pero sin que el usuario lo note. Pero no sólo el móvil puede ser infectado desde una aplicación. También mediante una red wifi que puede ser generada por un ordenador de un ciberdelincuente, que la configura como si fuera una red pública gratuita, con lo que puede robar los datos del usuario que se conecte a ella.

La seguridad en el móvil se inicia en la red del operador, pero tiene que completarse en el dispositivo pero “no es la panacea”. Hay que educar al usuario que da permisos a las aplicaciones para que accedan a sus datos sin que en muchas ocasiones sea necesario. En este sentido, ha recordado que muchas aplicaciones solicitan el acceso a los contactos sin que sea necesario para ejecutar el software.

Luis Blando ha señalado que el producto desarrollado para móviles de McAfee para el sector consumo, chequea cada aplicación para asegurar que no tiene programas maliciosos y advierte al usuario cuando una aplicación le solicita permisos innecesarios. En este congreso se presentan muchas soluciones de pago por móvil y Luis Blando ha señalado la importancia de que el usuario proteja su teléfono con soluciones de seguridad cuando utilice estos sistemas de pago.

Ver la noticia original en lavanguardia.com

No cabe duda de que el peligro de que un programa creado por un ciberdelincuente entre en nuestro teléfono móvil es muy grave. No sólamente puede tener acceso a nuestra agenda de contactos, sino que puede acceder a nuestras contraseñas.

Cada día más personas acceden con su smartphone a sus cuentas bancarias, a su correo electrónico, a sus redes sociales. Imaginar lo que puede hacer un ciberdelincuente con esas claves de mucho miedo. No sólo las  puede utilizar él personalmente. También las puede vender a redes de delincuentes organizados que pueden causar verdaderos estragos con esa información.

Disponer de un buen antivirus es una auténtica necesidad en los ordenadores de sobremesa desde hace muchos años. Ahora también lo es en las tabletas y en los teléfonos inteligentes.

Existen buenos antivirus gratuitos que, una vez instalados en el teléfono móvil, nos alertarán de posibles intrusiones o de aplicaciones descargadas que sean sospechosas. Estas aplicaciones ralentizan un poco el funcionamiento de los dispositivos y consumen su ración diaria de batería, pero nos proporcionan una tranquilidad que es absolutamente imprescindible para usar la informática móvil con seguridad.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«