Quien pudiera imaginar que esto fuera a ocurrir, pero ha ocurrido. Cada vez nos ensalzamos en debates más simplones. Aunque para los amantes del chocolate, sin duda, de simplón el asunto no tiene nada, todo lo contrario, es un tema de interés público, y si me apuran, hasta asunto de Estado. Especialmente para los ingleses, quienes mantienen los debates más acalorados porque su barra de chocolate favorita, la Dairy Milk, ha cambiado de forma recientemente, y sus consumidores aseguran que, desde entonces, el sabor ha cambiado. ¿Es posible que la forma determine el sabor del chocolate?

Es una de las barras de chocolate favoritas de Reino Unido, por lo que cambiar cualquier detalle de Dairy Milk siempre irritará a algunas personas.

Los clásicos trozos angulares del producto tuvieron un “cambio de imagen” el año pasado y ahora tienen forma curva. Pero desde entonces, el sabor de la barrita se ha convertido un tema de acalorado debate. En los foros de internet, algunos consumidores dicen que ahora sabe a “grasa”.

Fuente: BBC

El chocolate tiene fanáticos en todo el mundo, eso nadie lo discute. El chocolate gusta de todas las maneras, también es cierto, y con chocolate las penas son menos. Además, según los propios médicos, el chocolate tiene múltiples beneficios para la salud, y ofrece un sin fin de posibilidades culinarias. Pero, a juzgar por el debate que ha generado un cambio de forma en una chocolatina, parece que no nos conformamos con cualquier cosa.

Conocemos demasiado bien e chocolate como para que el paladar nos engañe, y sin embargo, lo hace. Consumidores de la barrita de chocolate más popular en Reino Unido, la Diary Milk se muestran disgustados con la empresa fabricante. Y es que, hace poco, decidieron dar un giro algo formato. Los trozos angulares ahora tienen forma curva.

Distinta forma, igual sabor. ¿O no?

Sin embargo, lo que a priori disgusta a los consumidores no es la nueva forma, sino el nuevo sabor, y es que dicen que el sabor del chocolate ya no es el mismo. En el otro lado, la fábrica responsable no da crédito a las quejas, y es que dice que la receta de la chocolatina es la misma.

El nuevo sabor, es lo que critican quienes lo han probado, es a grasa. Un sabor que, evidentemente no es tan agradable como el sabor a chocolate. ¿Exageran? Según los científicos, y algunos chocolateros que han salido al paso, los consumidores quejosos pueden tener razón.

Y es que la forma de la barra, determina la velocidad a la que la chocolatina se derrite en la boca, y también el orden de los componentes del chocolate en su paso por las papilas gustativas de la lengua y el olfato. Lo cual, claro que cambia el sabor.

Según los expertos, la forma redonda es la perfecta para el chocolate, por su suavidad y su modo de derretirse. Diary Milk además ha reducido en 4 gramos la barrita para hacerla más fácilmente comestible. Sin embargo,esto ha sido un error para los paladares exigentes.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«