Sony y Microsoft se preparan para descrestar a los aficionados a los videojuegos

La última década y media significó un vuelco total en la industria de los videojuegos. Del cartucho tradicional del Nintendo, se pasó a los discos compactos de las compañías Sega y Sony, para luego dar paso al formato DVD y Blue Ray. Además se amplió la posibilidad de más jugadores en simultáneo: de dos a cuatro, para luego jugar en línea, y así ponerse en contacto con otros jugadores de otros países; las gráficas de segunda dimensión al realismo del 3D. Hoy los “gamers” se sorprenden porque cada día hay más adelantos para los videojuegos, mejores gráficas, un sinfín de alternativas para que brindarles más satisfacción, que sea una experiencia única entrar en el mundo del Xbox One o la PlayStation 4.

Sony tenía preparada una bomba en el E3. La compañía no enseñó demasiados juegos exclusivos para PlayStation 4, pero sí contó con un gran apoyo de las third parties y además se lo puso muy complicado a Microsoft con el precio: 399 euros, frente a los 499 de Xbox One. También se mostró por primera vez la máquina, tras las críticas de la presentación de febrero en la que no se vio, y se lanzó una impresionante pulla a la competencia: PS4 no necesitará conectarse una vez al día y no restringirá de ninguna forma el mercado de segunda mano.

La conferencia de prensa de Sony previa al E3, celebrada en el Memorial Arena a las 6 de la tarde, hora local de Los Angeles del lunes 10 de junio, fue algo larga y sin demasiadas novedades en cuanto al catálogo para su nueva consola, pero sí con mucha variedad de juegos y el apoyo de compañías como UbiSoft, 2K, Blizzard o Activision. Arrancó con un repaso de los videojuegos que están por llegar para PlayStation 3, que aún tiene bastante vida por delante gracias a títulos como Beyond: Dos almas, y PS Vita. que recibirá una entrega de Killzone, Final Fantasy X y X-2 o God of War Collection, entre otros.

También habló la compañía de que muchos títulos, series y películas, de Sony Pictures llegarán a las consolas de la compañía japonesa de forma exclusiva y presentó una buena lista de títulos descargables, puesto que ponerse a la altura de Xbox Live en cuanto a títulos indies se ha convertido en una de las prioridades en PSN. La compañía se quedó algo corta en cuanto a títulos exclusivos para PlayStation 4, pero sí que se vieron muchos títulos que aterrizarán en PS4.

THE ORDER Y UNA DEMO, LO MÁS IMPACTANTE.

Quizá el más llamativo de todos es The Order, un juego de acción de Santa Mónica Studios que fue mostrado con un impactante trailer realizado con el motor del juego. Con un estilo steam punk muy llamativo y buenos gráficos, resulta bastante prometedor. También dejó al público boquiabierto con una demo técnica realizada por Quantic Dream protagonizada por un hechicero.

Era un vídeo cargado de humor. A medida que avanza la secuencia, todo resulta ser una película que está siendo rodada y el protagonista -virtual- es un actor. El falso mago tiene problemas para interpretar su papel y comienza a hablar con el director tras las cámaras; una excusa para mostrar un personaje digital increíblemente realista. A día de hoy es de lo más avanzado técnicamente que se ha visto en el E3.

Esta demo fue una muestra magistral de lo que será capaz PlayStation 4. La parte más negativa es que estuvo muy por encima de lo primero que recibirá la consola, y que no se aleja demasiado de la actual generación. Ejemplos son DriveClub, Knack -que llegarán en el mismo lanzamiento- o el nuevo Infamous -primer cuarto de 2014-. Por otro lado, los video in-game para PS4 más extensos que se vieron fueron de Assassin’s Creed IV, Watch Dogs o Destiny, que serán multiplataforma y han nacido en la actual generación de consolas y serán versionados.

Eso sí, hubo un par de gameplays más que sí que llamaron mucho la atención del público. El Memorial Arena sí que se convirtió en una lluvia de vítores gracias a Square Enix, que mostró un trailer con secuencias que parecían in-game de Final Fantas XV, y el primer treaser de Kingdom Hearts III, que aparecerá en PS4, después de las dos primeras entregas para PS2 y una inexplicable ausencia durante todo el ciclo vital de PS3.

Dejando a un lado los juegos, la verdadera sorpresa de Sony la reservaba para el final y era el precio. PlayStation 4 llegará al mercado europeo por 399 euros, al estadounidense por 399 dólares y a Reino Unido por 349 libras. La consola se lanzará en los principales mercados a tiempo para la campaña navideña, aunque no se han dado más detalles. El precio supone 100 euros menos con respecto a lo que costará Xbox One, que se lanzará en noviembre de este año en 21 mercados por 499 euros.

Fuente: Europapress.es

La competencia más enconada entre desarrolladores de videojuegos se nota entre Microsoft y Sony, creadores de las marcas X-Box y Play Station. Las diferencias que les separan parecen ser nimias. Sin embargo, ambas están haciendo grandes esfuerzos por ampliar la experiencia de los jugadores.

Play Station 4 y X-Box One: listos para cautivar a los “gamers” de todo el mundo

El precio de la consola PS4 sorprendió gratamente a los consumidores: 399 euros, un precio mucho más accesible al de hace siete años, cuando se lanzó su predecesora vigente, la PS3, que costaba 599 euros. Sony asegura que tendrá bastantes ganancias para esta temporada con el lanzamiento de la consola, que costó mucho menos en diseño que la Play Station 3. En esto superará a la X-Box One, que costará cien euros más en su salida al mercado.

Sin embargo, los precios no parecen ser una gran dificultad para los aficionados a los videojuegos. Son las novedades que ofrecen el verdadero gancho para el “gamer”. Por ejemplo, el X-Box One permitirá al jugador ingresar en una pantalla inteligente que le deje ver estadísticas, o contenidos de la consola. Por su parte, Play Station 4 permitirá, con su nuevo botón Share, publicar en redes sociales los registros de un jugador.

Algunos beneficios y limitaciones de cada sistema

Otro punto de inflexión entre ambos son las restricciones zonales para leer los juegos. X-Box One seguirá teniendo la dificultad de zona europea PAL, mientras que Play Station 4 ya no distinguirá entre el PAL europeo y el NTSC americano, pudiendo disfrutar de un juego hecho en Europa en una consola Sony de Canadá, por ejemplo.

Por su parte, el Kinect de X-Box, que ahora es tres veces más sensible, y que detecta los movimientos reales del juego y del jugador, además puede oír la voz de éste. Sony seguirá brindando la opción de descargar juegos antes de su salida oficial a la venta, con la novedad que ahora los sacará al mercado acorde con las preferencias más comunes elegidas por los jugadores.

A ningún amante de las videoconsolas hace veinte años se le pasó por la mente contar con sistemas de juego tan avanzados. Difícil saber cuál considerar mejor. Todo con el fin de sumergir a los “gamers” en una realidad que cada día parece menos virtual.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«