Tener 17 hijos

Si las familias numerosas te parecen cosa del pasado o de poblados indígenas, recónditos y primitivos, es porque no conoces a la familia Noel. Son británicos y tienen la friolera cifra de 16 hijos. Y atención, porque el que hará el número 17 ya está en camino. Para los Noel la familia nunca deja de crecer, y es que ella, Sue, no sabe lo que es estar sin tener su vientre ocupado o sin cambiar pañales. Pese al gasto y esfuerzo que supone criar a 17 hijos, la pareja asegura estar súper feliz. Y no cambiarían la experiencia por nada del mundo.

La vida de esta familia no debe de ser nada aburrida pero también supone un gran esfuerzo por parte de todos y sobre todo de los cabeza de familia, quienes para mantener a tantas bocas trabajan en su propia panadería.

En declaraciones al diario Daily Mail, Sue señalaba; “Estamos todos muy emocionados con la llegada del nuevo miembro, puedes imaginar cómo están los pequeños”.

Fuente: Telecinco.es

Si bien ya conocíamos del amor que ponen muchas mujeres hacia la maternidad y del confort espiritual que les supone disfrutar de una familia grande llena de niños, ahí tenemos el ejemplo de Angelina Jolie, pocas mujeres hay cuyos retoños, en estos tiempos, sean todos biológicos.

Pero la hemos encontrado. Sue Noel no se dedica a acoger niños desfavorecidos, ni a cuidar niños como una niñera para regalar a los padres el sosiego de un tiempo libre. Ella ocupa su tiempo en cuidar de todos sus vástagos, que cada año son más. 17 es la última cifra.

Cuando medio mundo ha rebajado el concepto, y con ello las ayudas de familia numerosa hasta la irrisoria pero nada desdeñable cifra de los 3 hijos, y vemos cómo de aquí a poco tiempo, tal y como están las cosas, ya será una proeza tener dos hijos, o incluso poder cuidar a uno, hay familias que no tienen reparos en estirar el sueldo familiar hasta lo indecible para que les alcance a comprar biberones, pañales, papillas y otras tantísimas cosas que recoger en una lista sería difícil y que necesita un bebé.

Un bebé que además pronto crecerá, irá al colegio, necesitará ropa, juguetes y demandará caprichos como todo hijo de vecino. Quienes tienen el honor y el privilegio de tener una familia con tantos miembros, demuestran al resto de la humanidad que es perfectamente posible vivir con menos y ser felices.

Todo consiste en tener una buena organización y, por supuesto, en una educación basada en la solidaridad y la responsabilidad. Solidaridad para cuidar tus objetos que serán heredados y compartidos por los hermanos, y también solidaridad en cuanto a participar en las tareas del hogar.

Los Noel son simples panaderos, aunque decir panadería nos llene la boca de sabor. Cuánta hambre ha quitado el pan, y cuánta compañía nos da a nuestros platos, en desayunos, meriendas y cenas. Si es que el pan da para mucho. Y al contrario de lo que se dice, el pan no engorda. Si acaso, nuestra felicidad, como le sucede a los Noel.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«