Un falso cazafantasmas intenta usar su pene para ahuyentar los malos espíritus de una clienta

Con noticias como estas uno no sabe si lo que va en aumento es la cara dura de la gente o la ingenuidad. Aunque quizá la respuesta sea que una mezcla de ambas cosas. Sin embargo, leo y no me aclaro de si es más ingenua la víctima, o al menos eso creía el tipo, o él mismo por pensar que la gente iba a tragarse su juego. Si ya sorprende ver a cazafatasmas, imagínese si encima, éste dice que para ahuyentar a los malos espíritus, utiliza su propio pene. Y encima, quería cobrar. El sujeto ya ha sido detenido.

Efectivamente, este chino ahora detenido autoproclamado ‘cazafantasmas’, utilizaba su pene (o pretendía hacerlo al menos) para ahuyentar los malos espíritus de una clienta que acudió a él.

Esta mujer, de ahora en adelante víctima, quería seducir a su jefe y por eso acudió a este ‘cazafantasmas’ que le dijo que su jefe no se acercaba a ella porque tenía malos espíritus en su vagina y sólo introduciéndole su pene podría eliminarlos.

Para más ‘inri’, la operación de limpieza espiritu-vaginal le costaría a la víctima cerca de 2.500 euros.

Fuente: Qué

La noticia no tiene desperdicio y no imagino la cara con la que los protagonistas de tan disparatada historia van a enfrentarse al mundo a partir de ahora. Este argumento definitivamente parece salido de una película, no sé si de comedia o de terror.

Y es que, si bien podemos criminalizar a este cazafantasmas, tampoco es cuestión de dejar ir de rositas a la supuesta víctima. Nada menos quería la muchacha que seducir a su jefe. Bien está que el amor mueve montañas, pero sin embargo, esta mujer no conseguía sus propósitos de llamar la atención de su superior. Demasiada sinceridad puso en su solicitud al cazafantasmas, de forma que el hombre vio el cielo abierto, y se dijo que él tenía la herramienta idónea para cumplir los deseos de su clienta.

Lo siguiente fue del estilo de “cámara” y “acción”, más propio de una sala X, cuando el falso cazafantasmas sacó su material y se dispuso a realizar la “limpieza vaginal” a la mujer.  Tan curioso método no iba a ser gratis, no se crean, sino que encima, habría que abonarle su honorario, unos 2.500 euros por tan sacrificada y agotadora labor. Si es que los hay que tienen la cara dura!

No obstante, y  a pesar de que no le va a aportar precisamente una buena reputación, el cazafantasmas, desde ahora “fantasmón”, ya en manos de la policía, ha querido defenderse de las acusaciones alegando que sufre de impotencia a causa de una diabetes.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«