Hongo come plástico es la solución a la contaminación ambiental

Unos estudiantes de la Universidad de Yale, en su investigación de campo realizada en la selva amazónica en Ecuador, descubrieron un hongo come plástico que puede degradar y consumirlo aún sin oxígeno.

La contaminación del planeta es tan grave que cada año se producen 245 millones de toneladas de plástico que no puede degradarse naturalmente, por lo que puede estar en los vertederos por años sin sufrir cambios en su composición.

El problema de este tipo de plástico es que, una vez que se desecha, persiste durante décadas en la basura. Pero esto puede cambiar con este hongo, llamado Pestalotiopsis Microspora, que sobrevive con una dieta exclusiva de poliuretano y, además, en un ambiente anaerobio (es decir, sin oxígeno).

El equipo de la Universidad de Yale ha publicado el hallazgo en la revista Applied and Environmental Microbiology. Es la mejor prueba de que hay que proteger la biodiversidad de todo el planeta. Según sus descubridores, es posible que en el futuro, los contenedores de basura sean campos gigantes de hongos que se coman nuestros desechos de manera voraz.

Fuente: Medioambientales

Pria Anand fue quien recolectó el hongo en su trabajo de campo en el año 2008 y estudió el comportamiento del Pestalotiopsis ante un ambiente plástico, y Jonathan Russell fue quien continuó con los estudios separando las enzimas que son responsables de la degradación del poliuretano Los estudiantes de Yale, hicieron experimentos para separar las enzimas que degradan el plástico.

¿Por qué es importante para el mundo?

El planeta es nuestro hogar y lo hemos saturado de basura, desde hace mucho los científicos han tratado de encontrar una solución a este problema, y los grupos de conservación ambiental han luchado por disminuir la producción y consumo del plástico, sin embargo el poliuretano está presente en nuestra vida cotidiana en casi todo lo que nos rodea.

A pesar de las campañas para promover el reciclaje la contaminación ambiental no ha dejado de aumentar, ya que el poco plástico reciclado solo se convierte en otro producto pero no desaparece, así que simplemente nos tapamos los ojos ante el problema.

Otro aspecto que hay que destacar del descubrimiento es que los hongos que pueden ser la respuesta a las plegarias medioambientales es originario de uno de los lugares más delicados del planeta y prácticamente inexplorado: La Amazonia.

Es una selva con un ecosistema en peligro de extinción precisamente por la contaminación ambiental provocada por la explotación de petróleo, y a pesar de saber que existen un sin número de plantas y animales que aún siguen sin ser descubiertos no hacemos nada por protegerlo.

Además de la necesidad de investigaciones extranjeras. Los países de América del Sur debemos unirnos para investigar por nuestra cuenta nuestras riquezas naturales que pueden ser la salvación del mundo. Promover la educación, investigación y experimentación, con la guía y respaldo económico de los gobiernos podríamos ser la llave al futuro científico, económico y ambiental.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«