Una red botnet de ordenadores esclavos producen pérdidas millonarias a anunciantes en Internet

Una nueva red ‘botnet‘ ha infectado miles de ordenadores para perpetra robos valorados en millones de dólares a anunciantes mediante la generación de visionados falsos de anuncios.

La web británica Spider.io afirma que esta red de ordenadores controlados denominada Chameleon se compone de 120.000 PC para el hogar y le cuesta a los anunciantes 6 millones de dólares por mes (4,5 millones de euros). Además desde Spider.io aseguran que Chameleon ha simulado clics en anuncios de más de 200 sitios web, generando 9.000 millones de visualizaciones falsas por mes.

Este fraude se lucra a través de los sitios web que muestran anuncios que generan beneficios cada vez que son vistos, en lo que se denomina coste por impresión publicitaria. Funciona en base al dinero que se paga cuando un anuncio es visto, y los anunciantes que venden un producto o un servicio deben pagarle al dueño del sitio web una cantidad fija cada vez que se ve su anuncio.

Los visionados falsos no reportan ninguna cantidad monetaria a los anunciantes. Si un programa malicioso genera clics, la persona que está detrás de él puede pagar cada vez que se lleva a cabo un clic fraudulento, haciéndose pasar por un editor que está colocando el anuncio en un sitio web.

El 95 por ciento de los ordenadores falseados proceden de EE.UU. y entre los expertos se valora la necesidad de perfeccionar herramientas que diferencien a los usuarios genuinos que hacen clic en un anuncio, de los ordenadores pirateados para ello.

Ver la noticia original en europapress.es

Esto es lo que nos faltaba por saber, que puedes estar pagando anuncios por clic en Internet y te están cobrando por clics falsos,  producidos por máquinas en lugar de por personas.

La publicidad en Internet es muy cara, extremadamente cara. Google es el pez grande de este negocio, con su servicio Google Adwords. Facebook es otro gigante en la venta de publicidad en la red con su servicio Facebook Ads. También Microsoft tiene su propio sistema de publicidad online llamado Microsoft AdCenter.

En estos servicios, y en otros muchos de menor tamaño, los anunciantes pagan cada vez que un internauta hace clic sobre su anuncio. Los precios por clic son muy variables, pero para obtener visitantes de calidad hay que pensar en pagar al menos un euro por clic. Cualquier cosa por debajo de este precio supone recibir visitantes que no están en modo compra, sino curioseando por la red.

Imaginen la situación de un anunciante que haya recibido miles de clics en un mes y haya tenido que pagar miles de euros por recibir teóricamente miles de visitas de internautas interesados en sus productos. Si los clics son producidos por personas, el anunciante puede rentabilizar el gasto, dependiendo de la aceptación de los productos que venda y de la idoneidad de los visitantes que le haya enviado el servicio de anuncios.

Si en lugar de visitas de internautas interesados en sus productos, el anunciante recibe clics falsos, producidos por redes de ordenadores secuestrados por un software maligno, entonces el anunciante habrá gastado dinero sin recibir nada a cambio.

En principio, los servicios de venta de clics no pierden dinero, puesto que cobran por los clics falsos al no ser capaces de detectar que no han sido realizados por personas. Pero los anunciantes sí serán capaces de comprobar que los clics por los que han pagado un buen dinero no han producido visitas reales a sus páginas web, con lo que dejarán de anunciarse hasta que se solucione el problema.

Al hilo de esta noticia se nos ocurre hace una reflexión sobre la delincuencia en Internet. Cada vez hay más personas formadas técnicamente en las universidades de todo el mundo que podrían ser potenciales delincuentes tecnológicos.

Aunque Internet es en teoría un entorno donde la libertad es la norma, no estaría de más crear un marco tecnológico que permitiera a algún organismo internacional, representado por todos los países del mundo, detectar y denunciar a las personas que se dedican a hacer daño a los demás, sea con ánimo de lucro o sin él, de mil formas diferentes, con virus, correos electrónicos maliciosos, botnets, etc.

Hoy por hoy Internet es un paraíso para los ciber-delincuentes, que tienen millones de ordenadores conectados diariamente y desprotegidos en principio, ya que los antivirus sólo pueden actuar de forma efectiva después de que millones de ordenadores hayan sido infectados por malware desconocido.

Por si fuera poco, ahora no sólo están en riesgo los ordenadores, sino también los teléfonos móviles inteligentes y las tabletas, que son el nuevo objetivo de los delincuentes cibernéticos de todo el mundo.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«