Una tecnología para recuperar la movilidad en brazos y manos

Está destinada a aquéllas personas que han  sufrido de un accidente cardiovascular y,  a consecuencia de ello, han perdido la movilidad brazos y manos. Se trata de una herramienta de entrenamiento mental y de prueba que sirve para examinar el cerebro y comprobar qué áreas quedaron dañadas en relación al movimientos de los miembros. Mediante unas gafas 3-D se les crea la ilusión a los pacientes de que están viendo mover sus propios brazos mientras envían al cerebro la orden de que los muevan. Según los médicos, estos pacientes, mejoraron en sólo tres sesiones de apenas dos horas cada una.

“Hemos creado un entorno donde las personas que tienen demasiado deteriorado el movimiento físico pueden practicar con las imágenes mentales para ayudar a recuperar el uso de sus brazos y manos”, explicó el autor principal de esta tecnología, Alexander Doud. Esta interfaz entre el cerebro y la computadora puede ayudar a determinar si los pacientes están activando regiones de sus cerebros en formas que se han relacionado con una mejor recuperación.
“Durante la rehabilitación, por lo general, un terapeuta moverá la mano o el brazo del paciente en la dirección deseada mientras le pide al paciente que se imagine que están haciendo el movimiento”, describió Doud, que era un estudiante de maestría en la Universidad de Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos, cuando se llevó a cabo el estudio. “Los pacientes pueden controlar las manos fotorrealistas pensando en usar sus propias manos sin tener que moverse”, agregó.

Los participantes registraron una precisión del 81 por ciento cuando usaron las manos virtuales para llegar a un vaso de té o agua. “El sistema está creado de tal manera que podría permitir que sea utilizado para la práctica de una amplia variedad de actividades, como coger un cepillo de dientes o abrir un frasco”, dijo Doud, quien resaltó que esta herramienta produce una motivación del paciente.

Fuente: Solidaridad Digital

Aunque estamos dejando atrás esa corriente de pensar en el absoluto poder de la mente para conseguir aquéllo que nos propongamos. Es precisamente ahora cuando más evidencias se están dando de que realmente podemos lograr cuanto seamos capaces de imaginar. Y aquí no se trata de un cuento chino, sino que la ciencia está de por medio, para comprobar y verificar que unos pacientes que han perdido la movilidad en brazos y manos, son capaces de mejorar sus habilidades en cuestión de horas, únicamente porque su cerebro cree ver que sus miembros se están moviendo.

Ya lo vienen asegurando desde hace mucho los científicos, de nuestro cerebro apenas usamos una mínima porción. Imagínense el potencial que tenemos oculto, imaginen si un día lográsemos descubrir cómo sacar rendimiento a todo el cerebro completo. Y lo lograremos. Pensar lo contrario es absurdo. ¿Para qué tener un cerebro tan grande si sólo usamos una porción pequeña? Nada es gratuito, nada existe únicamente para ocupar un espacio, así como creer que únicamente en la Tierra existe vida es pecar de egoístas y de ególatras.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«