Los partos múltiples siempre son una sorpresa y, el mundo animal, en ocasiones, nos regala noticias insólitas que hace tambalear la naturaleza. Un embarazo plural entraña de por sí un gran riesgo, y ya es un milagro que la gestación llegue a buen puerto. Más insólito todavía es que la mamá sea una vaca, y la noticia, que una vaca ha parido cuatro terneritos y medio. ¿Lo del medio? Porque los retoños de Aleli, que así se llama la vaca, no son cuatro, sino en realidad tres y un hermafrodita. Cuatro terneros y uno hermafrodita. Casi nada.

El granjero nombró a los terneritos “Miguelito”, “Lucero”, “Goloso” –machos– y “Travesti”, este último nacido con órganos sexuales femeninos y masculinos.

“Eso es una curiosidad, es poco común que salga con esos defectos (dos sexos) pero bueno nació, está vivo hay que salvarlo”, dijo Rodríguez.

Los terneritos pesaron al nacer poco menos que la media con unos 25 kilos cada uno y la gestación de Alelí –una vaca de tres años de una raza criolla llamada Taíno– fue de 8 meses, también un poco menos que la normal.

Fuente: Noticias.starmedia

El parto ha durado un poco menos de lo normal, sólo ocho meses de gestación, y los terneros han tenido un peso algo menor de lo acostumbrado, apenas unos 25 kilos cada uno. Sin embargo, vistas las circunstancias, el embarazo y el parto de Aleli, para tanta normalidad no ha podido ser más sorprendente. La mamá, Aleli, tiene tres años, es de raza criolla, una especie llamada Taino, que vive en Cuba. Y sin duda es una campeona, además de un caso especial. Cuando lo común es tener una cría, esta vaca ha parido cuatrillizos y, además, un hermafrodita.

Sin embargo, y si un embarazo siempre es motivo de especial cuidado, y unas crías suelen mostrarse débiles y necesitadas de cuidados cuando han tenido un parto difícil, la valentía de Aleli no encuentra semejanza. Sus bebés se encuentran sanos, sanísimos, fuertes y traviesos. Y ya alegran la vaquería de Rodríguez, el propietario del ganado. Los nombres de los terneros tampoco se libran de lo singular: Miguelito, Lucero, Goloso y, el hermafrodita, ha sido llamado Travesti. El humor hace gala en la granja de Rodriguez.

En Angola, hace tiempo, también una vaca tuvo parto múltiple, con cuatro crías. Sin embargo, Aleli ha decidido ser más lista, ir más allá y aspirar a nuevos guiness que, si los hay, sin duda ganaría. Los animales hermafroditas, tienen características de ambos sexos, sin embargo, suelen ser animales estériles.

Un prodigio de embarazo el de esta madre vaca, cubana, que ha traído la alegría a la vaquería de Rodriguez y el asombro de argentinos y del mundo entero.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«