Venden por Internet pruebas de embarazo para extorsionar a los hombres

De toda la vida, y aunque a la mayoría de las mujeres nos resulte embarazoso, nunca mejor dicho, reconocer que entre nuestra especie pueda haber personajes de ese tipo, muchas féminas han usado el tema del embarazo para extorsionar a los hombres. Obligar a un novio a permanecer a tu lado, o a casarse, cuando ves que el chico no se decide a dar ese paso, sobornar a un amante para obtener favores de él como contrapartida por no armarle un escándalo público, como venganza frente a una “enemiga” a la que dirás que te has acostado con su novio o marido. Los momentos son muchos y la vergüenza de ciertas mujeres muy poca.

Decenas de mujeres usan el sitio Craigslist, de ventas en internet, para ofertar pruebas de embarazo con resultados positivos, con las cuales es posible “extorsionar” a los hombres.

Al parecer, el objetivo de esta curiosa venta es que mujeres “desesperadas” puedan acceder a estar pruebas para mostrarselas a sus parejas, y así lograr que el hombre no se aleje de ellas y se comprometa.

El primer anuncio de este tipo fue puesto en mayo pasado. Ahora mujeres de todo Estados Unidos han colocado sus propios anuncios, vendiendo pruebas de embarazo positivas desde Arizona hasta Nueva Jersey. De hecho la ley de la oferta y la demanda ya ha provocado que el precio de venta de las pruebas de embarazo positivas baje de 25 a 10 dólares.

Fuente: El Sol Online

Qué cierto es aquéllo de que a lo bueno todos nos acostumbramos mientras que a lo malo…

Las mujeres vienen reclamando derechos sin límites, y claro que una mujer debe reclamar y hasta proclamar sus derechos, sin embargo, lo que  a nadie le gusta es lo que va de la mano de los derechos, que son las obligaciones.

Juzgando los acontecimientos, que la mujer sea el sexo débil no parece muy creíble. Tal vez lo fuera en otra época, y lo sea todavía en algunas sociedades, pero no así en la mayoría de los países occidentales.

Y es que si una mujer se lo propone, puede arruinarle la vida a un hombre simplemente con echar unas lagrimitas. En los juzgados, las falsas acusaciones por acoso, violación y otros actos contra la integridad de la mujer acaparan mesas y mesas de portafolios.

A tanto ha llegado la cosa que muchas empresas no se atreven a contratar mujeres no por machismo, sino por miedo. Y es que si la mujer se le rompe la blusa y dice que el jefe la ha violado, el hombre tiene todas las de perder.

Para colmo los inventos favorecen la picaresca. Un test de embarazo que simula un positivo para poner de los nervios a la pareja sexual. ¿Y con actitudes como esta quieren que nos respeten a las mujeres? Si nos llaman brujas, o lo que quiera que nos llamen, seguramente lo tendremos bien merecido, sobre todo si proliferan actitudes antisociales como estas pruebas de embarazo fraudulentas.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«