Que sus hijos valen su peso en oro lo decimos todos los padres. Aunque por supuesto, que si nos ofrecieran un millón de euros por ellos, la mayoría afirmaríamos que un hijo nunca está en venta. Pero hay excepciones. Lamentablemente, para algunas jóvenes parejas, tener hijos no sólo es un accidente cuyas consecuencias deben atajar pronto y sin el menor escrúpulo en las maneras, sino que además, incluso hay padres que deciden sacar tajada de la maternidad. Unos padres chinos han vendido a su hija. Lo han hecho mediante un anuncio en internet. Con el dinero, se han ido de compras.

Según recoge hoy el diario shanghainés “Jiefang Ribao”, órgano oficial del Partido Comunista de China (PCCh) en la municipalidad oriental, los padres pusieron a su hija en adopción a cambio de dinero en un portal de internet, y la madre usó lo recaudado para comprar un iPhone, zapatos deportivos de marca y otros productos.

Los productos de Apple son muy populares en el gigante asiático, cuyos medios recogieron el año pasado el caso de un adolescente que vendió uno de sus riñones para poder comprarse un teléfono iPhone y una tableta iPad.

Fuente: Elsolonline

Dejar hijos abandonados es una antigua tradición. Amparándose en la necesidad económica, o en una situación personal complicada en la cual resulta no sólo imposible, sino además cruel criar a un hijo, muchas mujeres han tomado la dura decisión de dejarles cerca de un buen hogar, o de lo que creían que lo sería. Dar a tu hijo aquéllo que tú consideras que nunca podrás darle, entre ello cariño, podría tener su perdón, en ciertas circunstancias. Aunque resulte un sentimiento extraño para quienes no nos hemos visto en el lugar de esas mujeres, lo cierto es que siempre hay calzarse los zapatos ajenos antes de criticar sus pasos.

Sin embargo, y aunque ciertamente los tiempos han cambiado, nada justifica el comportamiento de esta pareja china. Alegan los padres de la niña vendida, que ya tenían dos hijos, y por eso, entendieron mejor para ella llevarla a un hogar donde pudiera contar con un futuro mejor. La excusa bien podría valer si esta pareja hubiese entregado a la bebé gratuitamente y a una pareja de confianza, en lugar de poner un anuncio en internet donde pedían dinero a cambio de la menor.

E incluso, haciendo acopio de una todavía mayor empatía, en un esfuerzo por situarnos en el lugar de esta indeseable pareja, igualmente habría podido obtener el perdón si, aún tratándose de una operación onerosa, el dinero lo hubieran utilizado para dar de comer a sus otros dos hijos. Sin embargo ni una circunstancia ni otra se dan en este caso. El dinero sólo sirvió para colmar de caprichos a los padres, y eso de “caprichos” va con todas las de la ley, porque no se trataban de artículos cualquiera, sino de un iPhone y de ropa deportiva de marca.

Vender a tu hija para comprarte un móvil no tiene perdón. Por mucho que el redactor de la noticia haya querido recordarnos que, en el gigante asiático, Apple ha hecho perder la cabeza a muchos adolescentes y, hasta que uno de ellos, vendió un riñón. Pero no un hijo.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«