WhatsApp para Android está comenzando a cobrar cuando caducan las licencias gratuitas de los usuarios

La popular aplicación de mensajería instantánea siempre fue de pago en la plataforma de Google durante el primer año de uso, aunque el periodo de prueba gratuito se extendió.

Los usuarios de Android no están acostumbrados a pagar por las aplicaciones al contrario que los que habitan en otras plataformas como iOS en la que las descargas tienen un precio. Tras muchos bulos e incertidumbres, la popular aplicación de mensajería instantánea WhatsApp ha comenzado a exigir el pago por su servicio a los usuarios del sistema de Google.

A decir verdad, la aplicación siempre fue de pago. Tan solo se producían prolongaciones del periodo de prueba gratuito, que se extendieron. Se ampliaron como arte de magia. Los usuarios de productos de Apple lo tenían asumido, ya que la instalación de WhatsApp en sus terminales se producía tras el pago de 0.99 dólares. Pero en Android el caso era distinto.

La compañía, fundada en 2009 por Jam Koum y Brian Acton -exempleados de Yahoo!-, ha especificado siempre en Google Play que el primer año de uso era gratuito y, pasado ese tiempo, habría que abonar 0.99 dólares al año, una cláusula que se ha dejado pasar hasta el caso de prorrogarse sin límite la licencia. Como el caso de Gabriel, que ha estado utilizando el servicio durante un año y tres meses y, ahora, la compañía le ha enviado una mensaje de advertencia de que debe desembolsar el pago. Llegaba el momento de expirar y no se producía. Ahora eso ha cambiado y empieza a exigir una contraprestación.

«Hasta ahora, a los usuarios de Android a los que les caducaba el período de prueba, la propia aplicación les extendía el servicio con un nuevo plazo de prueba de manera gratuita, no llegando a pagar nunca aunque se amenazase con ello. Pues bien, se ha terminado la fiesta, y es que según parece, los últimos usuarios a los que les ha ido expirando la licencia en estos días no han recibido su extensión gratuita», explican desde XatakaAndroid. «Aunque muchas veces nos han advertido de que el contrato gratuito caducaría al año, éste se ha renovado sin más y hemos seguido disfrutando de la ‘app’ ‘por la cara’», escribe AndroidPit.

«Los usuarios podían disfrutar de un año de licencia sin coste alguno y, cuando se terminaba, la aplicación concedía otro año más. La diferencia es que, a partir de ahora, ya no será así, tal y como indica WhatsApp en su página web. Las licencias que caduquen sólo se renovarán pagando», relata Stylum.com.

Diversos expertos consultados por ABC aseguran que esta exigencia responde a la nueva estrategia de WhatsApp para monetizar este servicio, el más descargado en Android, ante el crecimiento de otras alternativas como Line. ¿WhatsApp podría a pasar a ser pago en Android a partir de ahora en su primera descarga? ¿Afectará a su uso?

Ver la noticia original en abc.es

Cualquiera que tenga un teléfono móvil con sistema operativo Android y algunos amigos, seguro que ha instalado WhatsApp, la aplicación más universal actualmente para enviar mensajes y emoticones a los familiares y amigos.

La compañía desde el principio daba un año de uso gratis en Android, pero al acabar el periodo de gracia, el propio programa extendía dicho periodo un año más de forma automática.

Recientemente eso ha cambiado. La compañía tiene presión por parte de sus accionistas e inversores para que genere beneficios y han decidido intentar cobrar por el uso de la aplicación a los usuarios a los que les caduca el periodo gratuito.

Si WhatsApp no tuviese competencia, le auguraríamos un buen número de ventas, ya que la clientela de esta aplicación se cuenta por millones.

Pero el problema para WhatsApp es que hay un nuevo chico en la ciudad. Una empresa japonesa ha lanzado LINE, una aplicación para Android totalmente gratuita, que además de permitir enviar mensajes y emoticones a nuestros amigos, también permite hablar de forma gratuita.

Este matiz es muy importante. Personalmente nos gusta más el aspecto de WhatsApp que el de LINE, pero la aplicación japonesa permite hablar gratis y no caduca nunca.

Mucho nos tememos que WhatsApp ha llegado tarde con su intento de cobrar a los usuarios de Android. Algunos seguro que pagarán, porque utilizar la aplicación cuesta menos de un dólar al año, pero no se trata del dinero. Se trata del mero hecho de tener que pagar por algo que puedes conseguir de forma gratuita.

Al principio de establecerse las tiendas como Apple Store o Google Play había muchos programas de pago y pocos gratuitos. Hoy día, el que quiere ser alguien en estas tiendas tiene que poner el programa gratis e intentar obtener el dinero por medio de la publicidad. El mundo tiende al “gratis total”, sobre todo en lo que se refiere a servicios online.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«