Windows 8 ha tenido un debut decepcionante según HPEl vicepresidente de HP, Todd Bradley, sin embargo, confía en que las ventas del sistema operativo vayan aumentando poco a poco.

Muchos identificaban a Windows 8 como el elegido para revigorizar la industria del PC, pero las expectativas depositadas en el sistema operativo por parte de fabricantes y socios de Microsoft podrían haberse quedado muy por debajo de las esperadas. Al menos, de momento.

HP, fabricante de ordenadores líder y uno de los mejores socios de los de Redmond, no está demasiado contenta con el arranque que ha tenido la plataforma en el mercado. En una entrevista concedida a Bloomberg, su vicepresidente, Todd Bradley, ha dejado caer que  “Windows 8 ha tenido un comienzo más lento de lo que mucha gente esperaba” y ha reconocido que sus cifras han estado por debajo de lo previsto pese al periodo de Navidad.

El ejecutivo, no obstante, es optimista y cree su implantación es cuestión del tiempo. “Va a seguir aumentando sus ventas y si miras los números semana a semana de los retails vemos un crecimiento constante”, explica Braddley. “

Microsoft señaló un mes después del lanzamiento de Windows 8 que había vendido 40 millones de licencias del sistema operativo. Pero muchas de ellas han sido distribuidas entre clientes corporativos, lo que hace difícil saber cuál ha sido verdaderamente la repercusión del software en el mercado de consumo.

Ver la noticia original en itespresso.es

Microsoft ha perdido el liderazgo en el mundo de los dispositivos móviles y Windows 8 es su intento por recuperar parte del terreno perdido en ese campo tan productivo de la informática.

Desgraciadamente, los usuarios de ordenadores de sobremesa nos hemos quedado sorprendidos con la apuesta de Microsoft, ya que nos han eliminado el botón de Inicio al que estábamos acostumbrados durante años y lo han sustituido por un interfaz llamado Metro que está claramente enfocado a los dispositivos de pantalla táctil.

Además, Windows 8 arranca por defecto en esa pantalla incluso si se ejecuta en un ordenador de sobremesa. ¿Qué les hubiera costado permitir el uso del botón de Inicio, así como permitir que Windows arranque en el escritorio de manera opcional?

Si no fuera porque Microsoft tiene un mercado cautivo d más del 90% de los ordenadores de sobremesa, mucho nos tememos que le pasaría con la informática de escritorio lo que le ha pasado con la informática móvil, que se vería superado por la competencia.

Por si todo esto no fuera poco, su sistema operativo Windows RT, que es un Windows 8 para dispositivos móviles, no es compatible con las aplicaciones Windows de toda la vida.

Mucho nos tememos que algo está a punto de cambiar en el mundo de la informática en la próxima década y en nuestra opinión no pinta bien para Microsoft.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«