Lector de huella dactilarEn Francia han comenzado una experiencia de pago distinta. En lugar de pagar con dinero, con una tarjeta de crédito o incluso con el teléfono móvil, ahora se puede pagar utilizando un dedo, en concreto la huella dactilar que es un medio de identificar a las personas sin lugar a dudas.

La empresa francesa Natural Security ha implementado un sistema de pago basado en la huella dactilar y ha convencido a varios supermercados de un par de ciudades del norte de Francia para que lo pongan a prueba con sus clientes.

La forma de pago sigue siendo la tarjeta de crédito, que los clientes no tienen que enseñar, basta con que la lleven encima y que se encuentren a menos de dos metros de un detector que se encuentra en la caja de pago. Lo revolucionario del método de pago diseñado por Natural Security es que en lugar de firmar o de introducir un código PIN para confirmar el pago, basta con introducir un dedo en un sensor biométrico para que la operación se realice.

Los clientes deben acudir a su banco para registrar sus datos biométricos y asociarlos a su cuenta bancaria.

Realmente la idea es muy buena y tiene muchas ventajas. Se acabó entregar la tarjeta y firmar. Basta con acercarse a la máquina e introducir el dedo para pagar la compra. La seguridad es muy grande, ya que no hay dos personas con la misma huella dactilar. Además se reduce el tiempo necesario para completar la operación de compra.

Actualmente hay dos sistemas distintos para identificar a una persona a través del dedo. Una es formar una imagen de la huella dactilar y la otra es crear un mapa de las venas que atraviesan el dedo de los clientes. Cada una tiene sus pros y sus contras.

Si el experimento es positivo, es decir, si los clientes pagan sin problemas y sin errores de identificación, la experiencia se ampliará a otros tipos de medios de pago, como por ejemplo los cajeros automáticos.
Este avance tecnológico nos parece que tiene unas posibilidades muy grandes. No sólo podríamos identificarnos con la huella dactilar en supermercados y cajeros automáticos, también podríamos hacerlo en bancos, todo tipo de comercios e incluso, a través de Internet. Con un lector de huellas dactilares conectado a nuestro PC podríamos realizar pagos online de una forma cómoda y eficiente.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«